viernes, 31 de diciembre de 2010

DORIAN GRAY - La belleza y el placer de los sentidos


El intenso perfume de las rosas embalsamaba el estudio y, cuando la ligera brisa agitaba los árboles del jardín, entraba, por la puerta abierta, un intenso olor a lilas o el aroma más delicado de las flores rosadas de los espinos.


 
Lord Henry Wotton, que había consumido ya, según su costumbre, innumerables cigarrillos, vislumbraba, desde el extremo del sofá donde estaba tumbado -tapizado al estilo de las alfombras persas-, el resplandor de las floraciones de un codeso, de dulzura y color de miel, cuyas ramas estremecidas apenas parecían capaces de soportar el peso de una belleza tan deslumbrante como la suya; y, de cuando en cuando, las sombras fantásticas de pájaros en vuelo se deslizaban sobre las largas cortinas de seda india colgadas delante de las inmensas ventanas, produciendo algo así como un efecto japonés, lo que le hacía pensar en los pintores de Tokyo, de rostros tan pálidos como el jade, que, por medio de un arte necesariamente inmóvil, tratan de transmitir la sensación de velocidad y de movimiento.

El aire arrancó algunas flores de los árboles, y las pesadas floraciones de lilas, con sus pléyades de estrellas, se balancearon lánguidamente. Un saltamontes empezó a cantar junto a la valla, y una libélula, larga y delgada como un hilo azul, pasó flotando sobre sus alas de gasa marrón. Lord Henry tuvo la impresión de oír los latidos del corazón de Basil Hallward, y se preguntó qué iba a suceder.

-¿Dorian Gray? ¿Es así como se llama? -preguntó lord Henry, atravesando el estudio en dirección a Basil Hallward.


Lord Henry alzó las cejas y lo miró con asombro a través de las delgadas volutas de humo que, al salir de su cigarrillo con mezcla de opio, se retorcían adoptando extrañas formas.

-Sí; así es como se llama. No tenía intención de decírtelo.

   Es mucho mejor no ser diferente de la mayoría. Los feos y los estúpidos son quienes mejor lo pasan en el mundo. Se pueden sentar a sus anchas y ver la función con la boca abierta. Aunque no sepan nada de triunfar, se ahorran al menos los desengaños de la derrota. Viven como todos deberíamos vivir, tranquilos, despreocupados, impasibles. Ni provocan la ruina de otros, ni la reciben de manos ajenas.

             El retrato de Dorian Gray


                                            Oscar Wilde

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Siempre mañana



Siempre mañana
Las chorradas que decimos en la red nos cuentan una pasta gansa, permitirnos el lujazo de explayarnos en estas paginas u otras parecidas supone un gasto de cincuenta a cien euros mensuales, lo importante es que somos felices con ello.
__Nos escondemos detrás de seudónimos__en muchos casos__para manifestar nuestra cobardía o el que dirán si me conociesen realmente.
__Criticamos una sociedad de la cual todos somos participes y consentidores, somos incapaces de crear Sociedades Civiles para mover nuestros intereses y manifestarnos por el abuso de poder de nuestras instituciones.
__Para que nos sirve tanta red social y tanta leche si somos parásitos redentores de nuestra propia redención, conformistas de nuestro inconformismo, esclavos de silencios interminables manifestados en negro sobre blanco, en un tipismo Kafkiano que se llama escritura, nadie te lee salvo tus parroquianos, nadie te escucha salvo tu conciencia.
__¿A quien le interesa tu opinión, salvo a ti mismo?
__¿Es tan difícil comunicarse?
__¿Es tan difícil que todos a una salgamos a la calle a decir, basta?
__¿Es tan fácil ser tan patético, y no sentir vergüenza?


Hubo un tiempo en el que yo era más feliz, quiero volver a ese tiempo, en el que la lucha solo era cuestión de supervivencia, en el que vivir era seguir viviendo, en el que levantarse por la mañana era disfrutar de un nuevo día, cuando no tenia capacidad de pensar, cuando mi ignorancia me hacia ser atrevido e iluso, cuando ser pillo era una necesidad convertida en virtud y cuando en la taberna se ahogaba la mala conciencia y los malos pensamientos.

Quiero volver al surrealismo, al impresionismo que crea un cuadro tomando la grandeza de un paisaje, de la vida, quiero ser yo, un ser dotado de la minima esencia, sentir de nuevo la llamada del amor desgarrado en mi corazón, el canto de un pájaro, el llorar de un niño, quiero ser yo, quiero ser humano.

 Quiero sentir la necesidad de me quieran, quiero ser un loco con razón mas que un cuerdo sin ella, quiero ver la luz que agoniza en mis fantasías, quiero tener alma, quiero creer que lo que digo es cierto.

Quiero ser Ulises que atado a un mástil evito ser provocado por cantos de sirena, por loas que vagan en el aire y te incitan a querer ser mas que un Dios.

No quiero ser un Dios alado lleno de insuficiencia, un ser despreciable que solo ejercita el egoísmo y la vanidad para ser amado.

No quiero ser Adonis ni Narciso para ser querido, quiero ser yo, un ser imperfecto, amor que perdure en el tiempo, un buen padre, un buen marido, un buen hijo, un buen amigo.

__¿Es demasiado tarde para lograr cumplidos mis deseos?

Cruel necesidad que embarga mis anhelos, cruel destino que lleva mi desdicha, ni otra vida anhelada cumplirá mis deseos, el camino trazado lo tracé con mis manos, mis pies fueron marcando la senda del camino, demasiado cansado para volver atrás.

Hoy es un día más de mi corta vida, mañana tratare de cambiarla, siempre mañana.
                                                   
              Rafael Languedoc

martes, 28 de diciembre de 2010

Alfredo Liaño Corrochano-El silencio de corderos

  
LA noche está al caer envuelta en hielo, mis hijos están en casa y el fuego encendido. Ahora es noticia que los hijos estén en casa; antes la noticia era que no estuvieran. Pero es así, aunque nunca te acostumbres del todo. Además ahora vienen multiplicados y hay que andar gazapeando por la casa para no descornarte con los juguetes sabiamente esparcidos como trampas en la sabana. Porque, como es de ley, nosotros somos más de los Reyes Magos que del tal 'Santa', que habla extranjero y se ríe como un político a los postres, pero entre la abuela y los chinos han debido de nombrar a Santa Claus vice-rey o algo así, quizá únicamente para ver tropezar al abuelo. Y mi chiribitil rayano, recostado en el paisaje mágico de La Codosera, se convierte en basílica familiar por unos días. Y la ilusión de los niños, y sus risas y la sensación de plenitud quedará prendida, una vez más, en las paredes de cal y añil, para cuando vengan días de frío del de verdad, del que se amartilla por dentro.
Anochece y las risas de mis nietas me llevan a pensar en la otra niña, catorce años, Dios mío, que cada tarde era aderezada para que unos depravados oficiaran la navidad más sacrílega en su cuerpo, babeando sus escondrijos, despatarrando su infancia en la miseria de un inmundo cobertizo, junto al vertedero, por unas cuantas monedas emponzoñadas. Y en sus cómplices. En quienes lo sabían y callaron porque 'pensaban que era rumana' y eso, al parecer, lo cambiaba todo. En quienes se pavonearon de su atrocidad en la barra del bar, y en los que les rieron la gracia. En quienes tenían la obligación de saber y prefirieron mirar para otro lado. En quienes ahora reclaman que no se hable de ello, porque no es buena imagen. Y en quienes, también ahora, se atreven a perseguir al policía, Pedro José Torrado, que con temeridad heroica se atrevió a salvarla porque, al parecer, lo hizo público; grave delito en un país en el que los sumarios más secretos se filtran a la emisora o al diario amigo con impunidad absoluta y contumaz. Y siento no poder volver atrás y que a todos esos se les exhibiera en la picota, desnudos de toda dignidad. Pero eso vulneraría su derecho a la intimidad y al honor. Al de ellos, tan respetuosos con la intimidad y el honor de una niña aterrorizada. Está bien que el pueblo se manifieste en repulsa de lo sucedido. No para limpiar un nombre que nadie ha ensuciado, y aún menos para que, los que por acción u omisión fueron responsables, se escuden en la inocencia de la mayoría para camuflar su culpa.
Hasta mi refugio en el antiguo doblado, llegan las risas de mis nietas que aún corretean bajo mi ventana y pido que sus risas lleguen hasta el corazón de la otra niña, sólo unos años mayor que ellas, para que pueda volver a ser la niña-adolescente que era, quizá rebelde, difícil, hasta insufrible en ocasiones, pero niña.
Alfredo Liaño

El Chorrituelo en Ovejuela

jueves, 23 de diciembre de 2010

El niño que cuidaba de los gansos.

                                                        LAS ESPONJAS
Yo no fui cabrero, pero con cinco años cuidaba de los gansos en la finca que mi madre y mi abuela trabajaban, casi, por lo poco que había y haber, haber, era menos y mas cuando el amo vigilaba hasta los huevos de los gansos que muchas veces eran pasto de las zorras, pero esa es otra historia.......
__Veía a los gansos como unos animales enormes, sus picos llegaban a la altura de mi cara y muchos la sobrepasaban, no se cuantos podía haber, unos cincuenta quiza más__la finca estaba dedicada al cultivo de esponjas vegetales, en aquella epoca su comercialización era muy importante en España__se instalaban unos postes de unos tres metros de altura y se terciaban alambres que unian los mismos y por ellos se guiaba la planta para que de ella pendiesen los frutos que eran como calabacines o pepinos gigantes.
__Este trabajo era realizado enteramente por mujeres y en ese ambiente de hembras y matriarcado crecí, fui hijo único porque al ser mi madre abandonada, bastante tuvo conmigo para poder criarme, siempre he creido que aquella etapa de mi vida me marco para siempre, al unico hombre que conocía era un joven hermano de mi madre que vivia con nosotros.__Los recuerdos que me ocupan de el no son muchos, pero si recuerdo que me sentaba en sus rodillas al cuidado del fuego de la chimenea y me cantaba insistentemente la misma canción, una cancion aprendida de su padre, que siempre la interpretaba sentado al resguardo del fuego:


  Oh que chaqueta tan mona que bonito tiene el corte,
dime con el pensamiento donde has pasado la noche,
la noche yo la he pasado en el cuartel de la ria,
con el sargento primero de la quinta compañía.


__Repetia y repetia aquellas frases hasta la saciedad y me quedaba profundamente dormido.....
Al día siguiente era tan duro mi despertar como el hambre que corroía mis entrañas....


Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.
Por el cinco de enero,
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.
Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.
[Miguel Hernandez]


                                                                                                                      Rafael Languedoc


Ciudad de las Artes y las Ciencias - Valencia

                               Javier Sanchez en el puente de Agora - Valencia


                               El Corte Ingles de la Alameda y Acua - Valencia


Posted by Picasa


Ermita de Coria - Cáceres


Ermita de Coria - Cáceres
Posted by Picasa

Desde la Tierra de Avatar

En Avatar solo existe la Felicidad

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Feliz Navidad 2010 de Felix Barroso

http://www.hoy.es/prensa/20101222/opinion/feliz-navidad-20101222.html

                                                     LA NOCHIGÜENAH

TREMENDO que tú y los que bebéis por el mismo jarro añoréis con tanto ahínco la Navidad de los cristianos! Quien apostrofaba de tal manera (caso verídico de una 'Nochigüénah') era un elemento cenceño y repeinado, ajeno a nuestra corrobla, pero que se metió a moscardonear cuando libábamos de pitarra en un bar; un tipo de esos que, dada su ideología, intentan patrimonializar desde la noción de España hasta todo lo que rezume cristianismo, envuelto, claro está, en ese rancio nacionalcatolicismo del que hacen gala. Pertenecen a ese gremio de individuos de mucho golpe en el pecho y que vociferan en la calle cuando alguien pretende, de buena fe y de acuerdo con la aconfesionalidad de nuestra Constitución, descolgar crucifijos y otros símbolos religiosos de los centros públicos. Si por algunos fuera, la imagen de Cristo, símbolo de la paz y de la vida, debería continuar presidiendo nuestras escuelas al lado de aquella otra que representa a un general de ingrata memoria, símbolo de la guerra y de la muerte. Más valía que leyeran y releyeran a Juan y a Marcos, preclaros evangelistas, que dejaron bien sentado aquello de «quien rinde culto a la personalidad, oprime y avasalla, yendo en contra de los designios de Jesús».


Pero, en fin, muchos de los que beben de mi mismo jarro y yo mismo solemos volverles educadamente las espaldas a quienes interrumpen airadamente nuestras chácharas en torno a la pitarra, y nos evadimos, en estas fechas, realizando una inmersión en la nostalgia. Bien dijo Joaquín Sabina que no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás existió. Sin embargo, nuestras nostalgias toman antiguos derroteros y se van, irremediablemente, a nuestras patrias infantiles, las únicas patrias en las que personalmente creo; sóbranme unidades de destino en lo universal y otras zarandajas imperiales. ¡Y vaya que si existieron nuestras patrias infantiles! Envueltas en nostálgicas borrinas, se allegan a nosotros y píntannos un mundo navideño donde la escasez era mucha pero mayores eran la alegría y la solidaridad. Responder podemos al poeta japonés Kobayashi Issa cuando preguntábase en sus versos: «¿Sentirán nostalgia los días de neblina las ninfas del cielo?» ¡Cómo no van a sentirla! Cuando la ajetreada desvalorización y el inhumano consumismo, alentados por esos mercados que no tienen alma, reman turbulentamente por nuestras arterias, precisamos aún más de la nostalgia. Llevados por su mano caliente, nos vemos convertidos en muchachos heridos por sabañones, embutidos en bastas calzonas de pana, con botas o sandalias boquihambrientas, recogiendo por tapias y canchales los líquenes y musgos para el mágico y grandioso nacimiento que montaban en la iglesia... No había 'papasnoeles' ni árboles cargados de bombillas; holgaban, entonces, anglosajones tradiciones por estos campos de bellotas.


¡Cuánto habría que hablar de esas fechas que giran en torno al solsticio de invierno que ya fueron celebradas por antiguas culturas! Otro día seguiremos. Ahora, desde los vértigos que acometen nuestra 'Pingolla', sólo nos resta por desearles, a chicos y grandes y a tirios y troyanos y a rojos y azules, ¡fraternal y feliz navidad!

             Felix Barroso.

TRATA DE BLANCAS



             En Arroyo de San Serván__Extremadura__.Una joven menor es secuestrada, retenida y obligada a  ejercer la prostitución por una comuna de rumanos, ante la mirada impasible de propios y extraños, nadie hace absolutamente nada hasta que:
Un policía local la liberó el sábado 4 a las 9 de la mañana, en solitario y aprovechando que había pocos rumanos en la casa 
Un policial local que debía limitarse a realizar labores administrativas, no a patrullar el pueblo, devolvió la libertad a la joven secuestrada. Lo hizo en solitario, sin ayuda ni de efectivos de la Guardia Civil o de otros compañeros municipales, a primera hora de un sábado en el que apenas había rumanos en la casa donde estaba raptada. Pedro José, municipal de Arroyo en segunda actividad, había hecho unos días atrás sus averiguaciones después de que algún «confidente» le hablara de que en la calle La Sierra había una 'inquilina' muy especial.
Antes de eso, el policía había tenido conocimiento de un oficio de la Policía Nacional en el que se informaba de la desaparición de una menor de Madrid.
Rumores siempre hay en un pueblo (y en los casos de rumanas explotadas sexualmente, hay más), pero certezas, pocas y hasta que no la tuvo no se atrevió a dar un paso adelante. «Utilicé los contactos que tengo y cuando tuve la certeza de que estaba en esa casa, no me lo pensé. Fui y conminé a un rumano que la vigilaba a que me la entregara», relata el policía local, quien actuó siempre desarmado porque carece del permiso de Alcaldía para llevar pistola.
Lo hizo poco después de las nueve de la mañana del sábado 4 de diciembre. Pedro José se llevó a la menor, que la encontró «muy asustada», la sentó en la parte trasera del coche de la Policía Local y la condujo a las dependencias del cuerpo en el Ayuntamiento. Antes, intentó asegurarse de que no había «movimientos extraños» en la calle. Desde las dependencias de la Policía Local, llamó al cuartel de la Guardia Civil del pueblo, que se hizo definitivamente cargo de la joven raptada.
«Pensado a posteriori, la verdad es que pienso que me jugué el tipo pero lo hice de esa manera, y en ese momento, porque pensé que era la mejor manera para liberarla», comenta el policía local, quien admite que, tras esa actuación, pasó varios días con los nervios metidos en el cuerpo.
«Lo piensas una y otra vez.... (silencio de unos cuatro segundos). Lo que realmente te compensa todo es que la chica ya está en casa, con sus padres, y ha terminado el calvario que estaba pasando, aunque de los daños físicos y, sobre todo, los morales que ha sufrido tardará tiempo en recuperarse», finaliza.
   Esto es una vergüenza, por parte de los jueces, policías que se hacen los sordos y políticos sinvergüenzas que legislan mal y tarde.

martes, 21 de diciembre de 2010

Juan Salvador Gaviota

-¿Dónde están los demás, Rafael? -preguntó en silencio, ya bien acostumbrado a la cómoda telepatía que estas gaviotas empleaban en lugar de graznidos y trinos-. ¿Por qué no hay más de nosotros aquí? De donde vengo había...... miles y miles de gaviotas. Lo sé. -Rafael movió su cabeza afirmativamente-. La única respuesta que puedo dar, Juan, es que tú eres una gaviota en un millón. La mayoría de nosotros progresamos con mucha lentitud. Pasamos de un mundo a otro casi exactamente igual, olvidando en seguida de donde habíamos venido, sin preocuparnos hacia donde íbamos, viviendo solo el momento presente. ¿Tienes idea de cuántas vidas debimos cruzar antes de que lográramos la primera idea de que hay mas en la vida que comer, luchar o alcanzar poder en la Bandada? ¡Mil vidas, Juan, diez mil! Y luego cien vidas más hasta que empezamos a aprender que hay algo llamado perfección, y otras cien para comprender que la meta de la vida es encontrar esa perfección y reflejarla.
                                                                    Ribadesella-Asturias


-Bueno, ¿qué pasará ahora? ¿A dónde iremos? ¿Es que no hay un lugar que sea como el cielo?
-No, Juan, no hay tal lugar. El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto. -Se quedó callado un momento-. Eres muy rápido para volar, ¿verdad?
                  Richard Bach

sábado, 11 de diciembre de 2010

EL RETOÑAL, DE MARIN PARA SU PADRE...

       Tenéis obligación de leer esta bonita historia, la de un torero formado en la dehesa desde niño y conociendo como nadie el mundo del toro.



A MI PADRE...

Son las tres de la mañana, y aquí en el hospital, la soledad es jodida. Llueve como si no hubiese llovido nunca y la maquina del café ya me ve venir y me teme. Hoy me ha tocado pasar la noche con mi padre, que hace un par de domingos le dio un infarto. Ha sido fuerte la voltereta, la verdad, pero siempre fue un tipo duro y, gracias también a la rápida actuación de los servicios sanitarios del 061, de esta va a salir seguro. No se me puede olvidar la parte primordial de protagonismo que tuvo mi perra Kenia en la rápida atención de mi padre. Kenia, su Kenia como el le dice, que mas adelante os contaré el papel tan fundamental que tuvo en toda esta historia....

domingo, 5 de diciembre de 2010

El candil - Esta es mi historia pg.5


El trabajo de un leñador consistía en la limpieza y desbroce de la zona a abatir, un equipo de técnicos marcaba, señalaba y media los árboles y el propósito para los que iban a ser destinados. Los secos o enfermos se destinaban para leña y fundamentalmente para hacer carbón, el diámetro de corta de los pinos para madera, debía superar los ochenta centímetros, establecer una zona de caída y una de fuga para el arrastre de los mismos, que se realizaba con dos caballos de arrastre y si la madera era cortada en el lugar de origen para tableado, se hacían grandes haces de troncos a partir de un metro y medio de largo y se transportaban en trineos, schlitte, que se deslizaban por las vías de fuga especialmente preparadas para ello, podían incluso salvar grandes desniveles, colocando dos grandes troncos en el vacío, unidos por pequeños troncos transversales sacados de las ramas desechadas y deslizar por ellos los trineos, la realización de este trabajo era ardua y peligrosa. El guía del trineo se apostaba delante del mismo y se dejaba deslizar, utilizando sus piernas para el giro o frenada, pericia y fuerza se aunaban para conseguir la perfecta realización del trabajo.


  Según la capacidad de cada hombre se le asignaba un trabajo,  que tenia  que ejecutar a la perfección para el buen funcionamiento del equipo de corta y arrastre.

  Dependiendo de muchos factores el trabajo en los bosques se ejecutaba en desplazamientos de una semana al interior de los mismos, del 15 de Abril al 15 de Octubre, épocas en las que el rigor del clima era mas atenuado, en invierno los desplazamientos eran de un día , la nieve y el frío reinante impedían cualquier otra labor, se dedicaban a la limpia y poda de los montes o se hacia carbón con la leña obtenida.

   En los desplazamientos semanales, un leñador cargaba con un aprovisionamiento de víveres que consistía en 16 kilos de patatas, 2 kilos de pan,  750 gramos de mantequilla y ½ kilo de sal, algo de carne en sazón, una marmita para poder hacer una sopa o un puré patée, que los alemanes y alsacianos llamaban, stampfer. Se hacían cuatro comidas diarias, la primera a las seis de la mañana, otra a media mañana, a mediodía, a las 4 de la tarde y a las 8 de la tarde, las comidas consistían en comer siempre lo mismo con la variante de la forma de hacerlo, la posible carne para la marmita se obtenía muchas de las veces, con  la caza o animales aplastados por la acción de la corta, la comida se regaba con el agua de las fuentes que abundaban en el lugar, no se permitía el vino o la cerveza para evitar accidentes y sobre todo retrasos en el trabajo. La cuantía de una vida dependía siempre de la capacidad de trabajo de la misma.

  El salario de un leñador era de cuarenta a cincuenta francos por semana en verano, de cero a 20 francos en invierno, dependiendo de la producción y el clima, se adelantaba dinero a cuenta de la próxima corta.  Los tres habían llegado en época de frío y lluvias, el quehacer era menor y el sueldo escaso, la vida en aquellos bosques era monótona, sobre todo para Rafael que era el único casado de los tres y tenía que ahorrar para traer a Sabina y sus hijos.
  Luis y Mariano se planteaban otro sistema de vida eran jóvenes y solteros, se sabían relacionar con otros de su edad y empezaron a conocer chicas en el pueblo, en poco tiempo parlucheaban el Frances para defenderse y al no tener en común otra lengua que no fuese la del lugar, aprendían rápido.

Monsieur Dunier había notado buena mano en la realización del carbón de leña por parte de Rafael, oficio que había aprendido de su padre y que manejaba bien desde mozalbete, pasando largas temporadas en las dehesas extremeñas bien pobladas de encinas y robles, con cuya madera se hacia un carbón de mas larga duración pero con menos poder calorífico que el carbón de pino. De hayas y abedules eran ricos los bosques de la Lorraine, de cuya madera Rafael tenia menor conocimiento. Pero lo que bien se aprende nunca se olvida, Dunier deposito su confianza en Rafael y no quedo decepcionado. Semanalmente Luis y Mariano transportaban el carbón a unos depósitos de Loissey, para desde allí ser llevado hasta Bar-le-duc, cargado en trenes por la compañía maderera y ser distribuido para su uso en todos los hogares.

  Llegado abril la pequeña comuna volvió a moverse febrilmente, el trabajo y el dinero  llamaba de nuevo a sus puertas. Los hombres preparaban los caballos de tiro con el avant train, una especie de carro especialmente preparado para el arrastre, los schlitte, grandes sierras para dos hombres, hachas, gigantescas, podones y azadas de corte para la limpieza de los gigantes abatidos.
  Ingenieros y guardabosques se pusieron en marcha cargados con mosquetones para empezar a marcar y seleccionar la tala, los niños cantaban , corrían y reían con la llegada de la primavera, el sol volvía a iluminar todos los hogares, Rafael sonreía, muy pronto Sabina y sus hijos estarían con el, una nueva vida comenzaba para todos.

  

viernes, 26 de noviembre de 2010

Una muerte anunciada - La dehesa se muere

                                              La muerte del toro bravo
Hace dos años visitaba el museo taurino que se encuentra en la finca de Monteviejo, propiedad de Victorino Martín, fui acompañado de mi hijo, conocedor del tema que nos ocupa y un amigo mexicano catedrático de derecho en la Universidad Autónoma de México, estuvimos hablando del devenir del toro y sus encastes, Victorino padre sentía gran preocupación por lo que él presentía que podía ocurrir en un futuro próximo, exactamente lo que ha ocurrido con la centenaria ganadería de Sanchez Cobaleda.
  A Victorino padre le podemos criticar, cuanto se le ocurra a detractores, puristas, maniqueos, fariseos y demás farándula que viven, se regodean y presumen de nuestra__ "FIESTA NACIONAL" Y LO DIGO CON MAYUSCULAS, POR QUE SI DE ALGO PODEMOS PRESUMIR ES DE TENER ALGO ÚNICO Y DIFERENTE.__Los que le conocemos sabemos que ha tenido que luchar contra muchos avatares, con astucia, marrullería y un sin fin de argucias, para sacar del toro lo que él pretendía que fuese, el sentido salvaje de la libertad, la nobleza y la fiereza innata de ese ser primigenio que busca la lucha sin tregua ni descanso, una alimaña, como dicen algunos y claro eso no gusta a los toreros de salón, que son la mayoría, con todo el respeto que me puedan merecer. En el mismo caso tenemos a Don Eduardo Miura.__Quien se atreve con una locomotora de seiscientos kilos de peso, tres metros y medio de largo y que se mueve como un corzo, ahí tenemos la respuesta. Nosotros los que amamos a ese magnifico animal no hemos hecho nada, para defenderlo.
  El primigenio taurus reinaba en todo el área Mediterránea, fue utilizado desde la Grecia minoica hasta nuestra querida Hispania, tierra de conejos, como se la conocia en la antiguedad o nuestra piel de toro, como a mi me gusta denominarla.  La presencia del toro como objeto de juego se encuentra en la Península Ibérica desde tiempos remotos como así lo demuestran diferentes fuentes arqueológicas, como la piedra labrada de Clunia, las vasijas de Liria, las esculturas de toros de Osuna o la bicha de Bazalote, que reflejan el sentido ritual y ludico que ha tenido el toro en nuestra Península Ibérica.
  El torero se ha negado a evolucionar, se ha hecho cómodo y quiere que sea el toro el que evolucione, para que se quede rendido ante esa pose de altanería y grandeza que el hombre como ser racional e inteligente, bañado de egolatría posee y quiere dar ante su publico.__Pues mire usted, no, no y no, si tiene que haber menos toreros que los haya, pero su cobardía y donaire no puede ir en detrimento de la fiereza y casta del toro bravo, porque va a llegar un momento que cualquier papanatas se va a poner delante de un toro, de un "toro-carretón".


  Sres. menos lindezas y mas pelotas o el taurus primigenius desaparecerá, para mofa y desdén de todos los que están en contra de nuestra "FIESTA NACIONAL".

jueves, 25 de noviembre de 2010

El candil - Esta es mi historia pg.4


  Una carreta les esperaba, tirada por dos enormes percherones, cuyas pezuñas median más de dos palmos, Rafael no había visto nunca caballos tan enormes, eran idóneos para tanta humedad y el mucho barro que llenaba el camino hasta los bosques. Adentrándose en el mismo, pudo contemplar la magnificencia de aquellos enormes pinos, como gigantes adormecidos esperando ser derribados, la apuesta iba a ser dura, muy dura.
  Tardaron como tres horas en hacer el trayecto, unos diez o quince kilómetros los separaban de la civilización, de pronto una gran explanada se abrió ante ellos, el movimiento de hombres, mujeres y animales era evidente ante tanta soledad.

    __Joder esto pinta bien__dijo Mariano, que no había abierto la boca desde que llegaron. Los tres se miraron y se echaron a reír.
    __Vaya si pinta bien,__dijo Luis__ hay hasta mujeres.
    __Bocazas que eres un bocazas__contesto Rafael.
 
  Se tiraron del carro y echaron a correr como niños, el humo salía por las chimeneas de los barracones, construidos con grueso troncos unidos por la pez, para que el viento y la lluvia no penetrase en los interiores. Por fin iban a comer caliente.
  En aquella inmensidad se sentían libres, olía a leña, a guiso, a vida.
 
  Diez o doce casas de troncos se diseminaban alrededor de aquel acampado, un enorme barracón se asentaba en uno de los lados del mismo, cuadras para los caballos de arrastre, una oficina y un barracón mas pequeño para los solteros o sin familia que trabajaban en aquella pequeña comuna, una gran hoguera presidía el centro de la explanada para calentarse en los ratos de ocio y ahuyentar a los animales salvajes que poblaban los bosques, especialmente los lobos, los jabalíes deambulaban y se atrevían a entrar en el recinto, muchas veces viéndose obligados a  echarlos, cogiendo de cuando en vez algún jabato para asado y regocijo de la comunidad, la caza era abundante.
  Otras seis o siete pequeñas montañas de madera ennegrecida de unos cinco o seis metros de altura se distribuían en todo el contorno, estaban haciendo carbón de leña, algo que Rafael conocía muy bien.

   Duniér los llamó y los llevo hasta el gran barracón donde se había dispuesto una zona llena de aperos y útiles para la tala y transporte de los pinos cortados, sogas, hachas, sierras y podones esparcidos por doquier, les enseño en que consistía su trabajo y el comienzo del mismo que se efectuaría al día siguiente, al despuntar el alba.
  Les presento a los que iban a ser sus compañeros de trabajo y organizo las cuadrillas, muchos de los jóvenes se habían ido al pueblo de Loisey-Culey, era Domingo y gustaba de celebrar regando con cerveza el día de asueto.   
 
  Alsacianos con un peculiar acento alemán, italianos, algún baresiano (nativos de Bar-le-duc) polacos y  una cuadrilla de jóvenes venidos de los Balcanes, componían aquella amalgama de ciudadanos del mundo.
  Era como pasar el Rubicón, la suerte estaba echada y el tiempo, sin saberlo, jugaba en su contra.

  La pequeña comuna de leñadores estaba ubicada al este de Bar-le-duc, muy cerca de Loisey- Culey que contaba con poco mas de doscientos habitantes, a excepción de las cuadrillas de leñadores y labriegos que habitaban en el entorno y utilizaban su proximidad para todo tipo de servicios, era el sitio mas cercano para ser atendido por una matrona o una atención medica, por cierto bastante buena para la época, lugar y situación que nos ocupa, la consulta estaba atendida por un matrimonio de médicos de origen polaco, judíos-polacos que prácticamente eran los dueños del pueblo, su fortuna según las malas lenguas ascendía a muchos miles de francos, una pequeña escuela, una iglesia con un sacerdote al que todos conocían como monsieur le curé, a pocos kilómetros hacia el oeste se encontraba Naives-Rosieres, ciudad atravesada por la carretera de la Voie Sacrée, importantísima vía de comunicación que seria factor importante en el desarrollo de la Gran Guerra y el frente de Verdun.

El candil - Esta es mi historia pg.3

El día siguiente lo dedicaron a preparar los atillos y despedirse de las familias, habían contactado con un mulero que los llevaría hasta Cáceres, para allí coger el tren con destino Madrid, andarían lo que quedaba del día y parte de la noche, para estar de madrugada en la entonces Villa de Cáceres.
  La línea de ferrocarril, que unía Cáceres con la capital de España, llevaba poco tiempo en funcionamiento, no todo el mundo podía viajar en tren, pero con mucho esfuerzo y unos ahorros, habían podido reunir el suficiente dinero para el billete, hasta su lugar de destino,  Bar-le-duc, Francia.
   El viaje era una odisea, en tren hasta la estación de Delicias en la capital de España y de allí a Atocha, Atocha, Irun, Hendaye, Paris, por la línea del Este a doscientos kilómetros, Bar- le-duc. 
  Bar-le-duc, ciudad fronteriza con Alemania, era en ese momento eminentemente maderera, rodeada de inmensos bosques, para los que se necesitaba mucha mano de obra en la tala y replantación de los mismos y una industria procedente del carbón de leña que cada día tenía mas demanda. La industria cervecera era prospera y con alta reputación, la industria metalúrgica y textil era a tener en cuenta, empresas como Bergere de France, habían dado a la villa prosperidad, con la creación del alambre tejido, la mermelada de grosella tenia renombre en Francia desde 1.344 y los negocios de confitura eran prósperos y rentables. La ciudad estaba muy bien situada estratégicamente, dos buenas comunicaciones, el canal de Marne que la comunicaba con el Rhin y el ferrocarril con Paris y Estrasburgo.
  
Por las guerras Franco-Prusianas de 1.870  los alemanes habían anexionado los territorios de Alsacia y Lorena como parte de Alemania, la situación geográfica por la propiedad territorial era bastante inestable.
 
  Para alguien que era la primera vez que salía de su pueblo la aventura podía ser inolvidable. No era el caso, los tres habían estado en milicias, “la puta mili”, como ellos decían, el mas joven Luis, había participado dos años antes en el conflicto de Melilla en la ya conocida batalla del “Barranco del lobo” y como decía su madre gracias a la virgen de “Arageme” patrona de Coria, se lo habían devuelto con vida.
  Los tres iniciaban una nueva aventura, un destino incierto que marcaría para siempre sus vidas.

  En la gare, estación de trenes de Bar-le-duc, en la Plaza de la Republica, les esperaba monsieur Duniér, encargado de la empresa que les había contratado. Duniér, un hombretón de mediana edad curtido en los bosques, rondaría el metro ochenta de altura y cien kilos de peso, al lado de los tres parecía un gigante, una gorra tapaba su enorme cabeza, sus enormes brazos descubiertos a pesar del frío reinante, extendió sus manos para saludar a los recién llegados.

     __Allo ça va bien.
  Rafael lo miro con timida sonrisa y un gesto de encogimiento de hombros, sin entenderlo.
     __Ah pardón excusemoi, yo hablo un poco de espagnolo. ¿Esta bien, viaje bueno?
  Los tres estaban quietos, ni que hacer, ni que decir, Luis, rompió el silencio.
    __No pasa na, estos son como los moros, hablan así, raro.
    __¿Moros, se qua moros?
  Respondió Duniér sin dejar de sonreír.
    __Moros, turbante, Marruecos, África.
  Dijo Luis gesticulando como un poseso.
    __¿Toi moro, afriquen?__Pregunto Dunier.
  ¡Qué no coño, que no, yo español!__contesto Luis.
  Duniér no podía sujetar la risa.__Jajajajaja, alle les enfants vamos au “boulot”

El candil - Esta es mi historia pg.2


                                                 Capitulo I
   Esta es mi historia, la que siempre quise contar, la que nadie leerá, la que nunca será publicada.

   A principio de 1.900 Sabina tiene siete años, es pequeña para su estatura, fibrosa y vivaracha__.Es como una lombriz dice su madre__empieza a hacer las tareas de la casa, ocuparse de otra hermana mas pequeña, encender el fuego, ocuparse de las gallinas y de un cerdo que tarda en engordar porque tiene tanta comida como la que le falta a sus dueños.
  Rafael tiene doce años, es un hombrecillo que ejerce de labriego, corta tierras a pesar de su tierna edad, siembra y recoge cosechas; cebada, centeno, trigo, aceitunas y en otoño e invierno hace carbón de leña en los montes, semanas enteras sin venir a casa, durmiendo a la intemperie, lo que bueno sea para ganar un real y llevarse algo al puchero.
  Son tiempos difíciles__¿cuando no lo han sido?__ la Extremadura de los fuertes calores en verano, la escarcha y rocío de las duras mañanas invernales, el frío que te cala los huesos, te hiela el alma y no te deja respirar, son tiempos duros, sobre todo para los niños.

      
 Año 1.911.
 __Hola Rafael.
 __Hola Luis.
   Rafael miró de reojo al recién llegado, estaba sentado al lado de la chimenea, en una de sus manos unas tenazas con las que golpeaba el suelo, con la otra, mecía un niño de poco mas de un año y en el fuego cocía un caldero de bellotas, era la cena y comida para varios días, estaba cantando una canción, una canción que repetía siempre hasta la saciedad cuando pensaba.
                      __Oh que chaqueta tan mona
                          que bonito tiene el corte
                          dime con el pensamiento
                          donde has pasado la noche.
                      __La noche yo la he pasado
                          en el cuartel de la ria
                          con el sargento primero
                          de la cuarta compañía.
                      __Oh que chaqueta tan mona…
 __¿Que pasa Luis?
 __Pos que ma llamao el Mariano y ma dicho que tenemos los papeles, mañana salimos pa Irun y de alli que nos apañemos como pudamos pa llegar hasta la frontera de Alemania, el trabajo ya lo tenemos, la putá va ser llegar hasta allí, esta la cosa jodía.
 __Bueno Luis, lo importante esta hecho, tenemos los papeles y el trabajo, ya, ya nos apañaremos.
 __Pos hasta mañana Rafael, me voy a preparar los avios.
 
  La casa de Rafael,  era una casa construida en ladrillo de adobe y paja secados al sol, en los arrabales de aquella vetusta e histórica ciudad, que un día lleno sus calles y casas de un pasado esplendor.
  El hambre y la miseria roían sus paredes y sus cuerpos eran como pescados secos tendidos al sol. La esperanza se escapaba de aquellos hogares huyendo de tanta miseria, los niños nacían y morían como si un plan estuviese trazado para sumirlos en la más profunda de las tristezas.
  
  Rafael ahogaba sus penas en un vino barato y Sabina su mujer con dieciocho recién  cumplidos, cuidaba de dos hijos y trabajaba de labriega donde hubiese lugar, amamantaba hijos de quien le pagase por ello, dejando para los suyos las sobras de tanta pobreza. Ver morir un ser querido era doloroso y verlo vivir en la desnutrición y la miseria era perder la fe y la esperanza. Era un sin sentido la vida, en una persecución implacable de la muerte, como una tabla de salvación, para acabar con tanta desdicha.

__Sabina, Sabina, ya has oio lo que ha dicho el Luis, pos ala preparando los avios que mañana nos vamos pa Francia y una vez que estemos allí y tengamos to preparao, te aviso pa que te vaya con los crios.
 __Pero Rafael que trabajo vais a hacer allí.
 __Pos de momento vamos a cortar árboles, pinos o algo asi en los bosques, cerca de la frontera de Alemania, lo que sea con tal de salir de tanta miseria, que el vinu me mata y el ambri me muerdi las entrañas, que los crios no tien mas que ojos en la cara consumia y esus cuerpinos, que paece que la ropa estuviese colgá de una pua.
  __Que no Sabina, que no, que no aguantu mas, ala prepara los avios.

  Un relámpago, un trueno, pareció hundir las paredes de aquella vetusta casa. El estío cerraba sus puertas, al alborear de un otoño triste y lluvioso.


jueves, 3 de junio de 2010

El candil - Esta es mi historia pg.1

Nada es lo que parece



 De una forma espontanea y por ello nada bien definida, espero sacar a la luz los resultados que puedan nacer de estas paginas, una serie de notas en las que manifestar mi estado de animo y todo aquello que pudiera o pudiese ayudarme a establecer una relación, entre hechos pasados, presentes y venideros.
lo he intentado muchas veces y cuando llega la hora de plasmar mis pensamientos, no logro estar contento
con el resultado escrito, los pensamientos se acumulan en una especie de jeroglífico, difícil de poner en orden.
                                       

El lugar donde nací debía tener mas o menos estas características. Unas casas de barro adosadas a lo largo de la orilla del rio Alagón, a pocos metros el puente de hierro, que en aquella época se magnificaba en todo su esplendor.

Las casas eran  propiedad de una mujer joven, conocida en el entorno como la Candela Guarra, mujer luchadora, que según las malas lenguas, pernoctaba con algún viajero que al lugar se acercase, a cambio de unos cuantos reales, la vida era muy dura. Alquilaba algunas de sus estancias, lúgubres  y con olor a tierra húmeda, a las lavanderas del pueblo. Dejaban sus "avios" al atardecer  y volvían al día siguiente para tenderlos en los tamujales que sembraban la orilla del rio.

 A mi abuela le había alquilado una de esas estancias a cambio de algún trabajo, no remunerado, como era de uso en la época. Mi madre por aquel entonces contaba con 28 años y por las fotos que he visto parecía tener cuarenta, quedose embarazada de un noviete que frecuentaba, poseedor de algunas fincas familiares y que mas o menos contaba con unos medios de subsistencia muy superiores a los de mi madre, que solo tenia el sol, la luna y un hijo bastardo en su vientre.

 Mi abuela, pobre de solemnidad, pero muy orgullosa, no permitió nunca aquella relación y así nací yo, mas pobre que el epitafio de un sin nombre y con un estigma, ser hijo de madre soltera.


 Quiero dedicar esta historia al recuerdo de mis abuelos, Rafael y Sabina. De mi abuelo no recibí más heredad que su nombre, no llegué a conocerlo, de mi abuela el amor y cariño que me profesó hasta los últimos días de su vida.

 Cada día de mi vida he tenido que arrepentirme de algo; llevo veinte años tratando de contar la historia de mi familia, posiblemente sea igual o parecida a tantas otras, pero para mi, creo que es bastante peculiar.
  
  Mucho tiempo renegando de mi fe, de la fe de mi madre, de los míos, he llegado a la conclusión que todo es un estado de animo.
   El egoísmo personal nos hace pensar que si Dios no nos da, aquello que pedimos, automáticamente renegamos de su existencia, es una actitud muy propia de los seres humanos.
   Leo el génesis y me replanteo mi propio planteamiento. Si Dios nos diese todo aquello que todos y cada uno de nosotros le pide, el mundo seria un caos, que ya lo es y la petición del uno no correspondería a los deseos del contrario.
   Creo que los verdaderos hombres y mujeres de fe, son aquellos que no piden nada a cambio, el amor, se debe dar sin condición.


lunes, 31 de mayo de 2010

Mi perrita, Lola.



Se fue nuestra perrita:

El 20 de marzo del 2010, se fue nuestra perrita, han transcurrido dos meses y diez dias y aun me ahoga la pena, soy ateo, no sé si existe el alma, mi hija dice que ese dolor tan profundo que sentimos en el pecho cuando tanto amamos, esa es el alma. Yo la mía la tengo rota, evitamos hablar de ello, los unos delante de los otros y nos hacemos daño, porque luego en la soledad, en el quebranto, se rompen nuestros corazones y las lágrimas fluyen, causándome tanto dolor que solo me consuelo pensando en lo mucho que la quise y la quiero. ¿Porque tenemos que sufrir tanto a lo largo de una vida por los seres queridos?.
A veces me gustaría no tener corazón.
Mi perrita se ha ido, un coche la arroyó y la dejo sin vida y parte de nosotros se fue con ella, mi corazón se ahoga de dolor pensando en mi hija, su perrita, su amor.
Miramos a Rocco, su hijo y buscamos a nuestra perrita pero ya nunca sera posible, la llevamos a incinerar a Madrid y fue el peor día de mi vida.
Como si de una premoción se tratase, Iker Jimenez, estuvo hablando en su programa mileniun, de la simbiosis, la empatia, entre el perro y el hombre, treinta mil años juntos, mirándose, entendiéndose, el hombre buscando su ayuda, en la caza, en la carga, buscando su calor en invierno y él, él perro, él mas fiel y entrañable amigo, dándolo "TODO A CAMBIO DE NADA".
Nunca pensé que el titulo de este blog sirviese de epitafio para mi perrita.

Adiós cariño, nunca, nunca te olvidare.




miércoles, 24 de febrero de 2010

Un soñador que no sueña


UN SOÑADOR QUE NO SUEÑA
Esta es la humilde morada de un soñador que no sueña
que perdió todos sus sueños, persiguiendo una quimera
gano todas las batallas y al final perdió la guerra.

Que malaya mansedumbre, nos hace creer que existiera
hogaño un lugar por donde, la luz hiciera presencia
en el corazón del hombre, para ahogar todas sus penas
las penas del corazón, tienen cerrada mi puerta.

Que contradicción la mía, cuando quiero que se fueran
ellas marchitan mi alma y prorrogan mis dolencias
un corazón traicionado, jamas obtiene respuesta
tu amor que es lo mas sagrado, rechaza todas mis quejas.

Vana ilusión la que albergo, vana como es la tristeza
llora mi alma por dentro y me estalla la cabeza
necesito de tu amor, necesito una respuesta
si no soy correspondido, deja que contigo muera

Esta es la humilde morada de un soñador que no sueña
que perdió todos sus sueños, persiguiendo una quimera
gano todas las batallas y al final perdió la guerra.

LANGUEDOC

A mi gran amor, Carmen

domingo, 21 de febrero de 2010

Mi madre...



Hoy estuve hablando con una anciana, tiene 87 años, esta cansada, anda torpemente, pero su cabeza tiene una clarividencia, propia de una mujer de mediana edad, a veces se comporta como una niña, le gusta que le gaste bromas, se ríe y me mira a los ojos con su mirada llena de ternura, esa mujer se llama Madeleine, esa mujer es mi madre.
Cuando pienso o hablo de ella, siento ganas de llorar, la veo tan débil, tan indefensa, que me siento impotente. Cuanto tiempo pasado, luchado y sufrido y cual mal hijo creo que he sido. Es fácil pedir perdón, porque los hijos siempre somos perdonados. ¿Pero puedo yo perdonarme?

He vuelto atrás en mis recuerdos y vuelvo sobre mis pasos sobre estas paginas que un día escribí, a mi madre ya le quedaba poco tiempo de vida, tanto es así que han transcurrido ocho meses desde su muerte, ni un solo momento me ha dejado, siempre esta conmigo y lo mejor de tenerla presente, son sus fotos lo mucho que escribía sobre ella, tengo tan presente su recuerdo que aún esta conmigo.

LinkWithin

Visitar otros lugares Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

LIBROS

  • Historia verdadera de la conquista de la nueva España - Bernal Diaz del Castillo (Soldado de Cortes)
  • Historia general de las cosas de la nueva España - Fr. Bernardino de Sahagun
  • Enigma - Juan Antonio Cebrian
  • Un mundo sin fin
  • 2 DE MAYO DE 1.808__Un día de colera__Arturo Pérez Reverte
  • Pensamientos y reflexiones de un cabrero (Un cabrero de Moraleja (Cáceres)

Buscar este blog

Etiquetas

"BRONCA EN EL CONSULTORIO" (1) 11M 2014 (1) a mis hijos (1) A pan y agua (1) adultos (1) Amparo Baró (1) Amuda Goueli (1) artistas callejeros (1) Asesinados 20 inocentes (1) ataque de pánico (1) atentado CHARLIE EBDO (1) atentado de Hipercor (1) atentado en Paris (1) Cáceres (1) Cárceles (1) Carta de un negrito (1) Cervantes (1) CHARLIE HEBDO (1) Charnegos con la estrella de David (1) CIUDADES (1) como cambia la vida (1) con todo mi amor (1) Coria (1) Corrupción (2) corto y cálido verano (1) Cultura (9) Dallas Buyers Club (1) DEPORTES (7) derechos humanos (1) Don Quijote (1) Edward Murrow (1) el candil (1) el caso Bigastro (1) El caso Podemos (1) El chocolate del loro (1) El gran pacto PP y PSOE (1) EL LIBERALISMO (1) el niño de los bolcheviques (1) El poeta fingidor (1) EL PUENTE ROMANO DE ALCÁNTARA Y ALCANTARA (1) En ocasiones (1) Encender una bombilla (1) ERE (1) estupidez (1) Europa (1) Europa nos necesita (1) EVOCACIONES (45) final de la reconquista (1) FOTOGRAFÍAS (8) fuera de Europa (1) Gandhi (1) GENTE (38) Gomez de Liaño y Barcenas (1) Grecia (1) hay quienes juegan a ser Dios (1) HISTORIA (3) Je suis Charlie (1) Joaquin Sabina (1) José Mujica (1) juez Alaya (1) Justicia (4) La crisis (1) La cuna del racismo (1) la derecha es el poder (1) La desobediencia civil (1) la diversidad (1) La economía sumergida (1) la hipocresía en Europa (1) La inteligencia colectiva (1) La investidura (1) la izquierda el idealismo (1) La mafia de las farmacéuticas (1) La mala praxis (1) la mejor madre del mundo (1) La memoria difusa (1) La politica (1) la red nos hace suyos (1) La red nos vigila (1) la Segunda Enmienda en entredicho (1) La teoría del todo (1) LIBROS (4) Lo siento parece ser la palabra mas difícil (1) los bolcheviques se apoderan del metro (1) Los campos de exterminio en China (1) Los niños de Alepo (1) mamá (1) Mandan los tontos (1) Mariló Montero (1) Mas allá de los sueños (1) memoria selectiva (1) Mi perra trujillana y Pedro Paramo (1) Mujeres en el gobierno de Sypras (1) Musica (3) Niebla en Coria (1) No solo ha muerto Charlie Hebdo (1) Noche de reyes (1) nos observa (1) Pablo Iglesias (1) Países emergentes (1) Personajes (16) Piropo y blasfemia (1) Politica (55) Política (3) Proceso Constitucional (1) Raíces Cataluña (1) Rajoy el FMI y la macroeconomia en España (1) REFLEXIONES (15) Río Janeiro el avispero humano (1) sale de prision Santi Potros (1) Santi Potros y Mariano Rajoy (1) Sarah Palin (1) servicio o enriquecimiento (1) Servidores públicos (1) SOCIEDAD (10) soy del sur (1) Stephen William Hawking  (1) SUCESOS (20) Tenemos las manos limpias (1) Terabytes (1) terrorismo Islamista (2) Un país llamado mundo (1) Una casta llamada funcionarios (1) uno de los nuestros (1) Vascos y catalanes se creen el ombligo del mundo (1) Verbo (1) viajar (1) virtud (1) Vulneracion de la intimidad (1)

Mi lista de blogs